Alternativas a WhatsApp que respetan tu privacidad

Hay vida más allá de Whatsapp, ¿por qué limitarnos a esa única opción que además atenta contra nuestra privacidad? Hay alternativas iguales o incluso mejores, cada vez más populares y mucho más seguras.

 

Recientemente ha vuelto a saltar la polémica sobre los ataques a la privacidad que supone la app de mensajería de Zuckerberg. Según apuntan los expertos, lleva desde el año 2016 compartiendo muchos de nuestros datos privados.

En teoría no es así, pues de hecho WhatsApp utiliza cifrado de extremo a extremo, por lo que los mensajes reales están seguros en la plataforma.

El problema reside en que Facebook Inc, que es la dueña de Whatsapp desde 2014, puede abusar de los metadatos. Guarda información sobre con quién te comunicas, desde dónde, a qué hora, con qué frecuencia y desde qué dispositivo.

Alternativas a WhatsApp que respetan tu privacidad

Alternativas a WhatsApp que respetan tu privacidad

Telegram, el gran rival de Whatsapp

Es totalmente gratis, es fácil de usar, es de código abierto… Tiene más de 200 millones de usuarios, y su popularidad no para de crecer, sobre todo vistas las polémicas de Whatsapp sobre sus riesgos de privacidad.

¿Telegram es más segura que Whatsapp? Muchos lo cuestionan. Telegram está encriptado en múltiples niveles, lo que brinda a los datos del usuario una capa adicional de seguridad. Con todo, su Política de privacidad puede generar algunas señales de alerta para aquellos de nosotros que anhelamos la verdadera confidencialidad.

Por eso hace unos días explicaba un experto en cyberseguridad en Forbes que no vale la pena dejar Whatsapp por motivos de seguridad para pasarse a Telegram.

Solo los «chats secretos» peer to peer están cifrados de extremo a extremo, y además los chats secretos no están disponibles para grupos o canales.

El cifrado interno MTProto de código abierto utilizado para proteger las comunicaciones en Telegram (ya sea E2EE o de otro tipo) ha sido criticado por expertos en seguridad, aunque la nueva versión (MTProto 2.0) aún no ha sido auditada formalmente.

La API de Telegram y todas las aplicaciones de Telegram son de código abierto, pero su backend server-side no lo es.

Esto no quita que en general sus políticas son del todo convencionales dentro del panorama digital actual.

Más allá de la cuestión de la privacidad, Telegram cuenta con unas cuantas ventajas adicionales:

  • Las imágenes no pierden calidad al enviarse, ni los vídeos
  • Puedes entrar en tu cuenta aunque te quedes sin batería, porque se vincula al móvil pero no de forma exclusiva
  • No solo cuenta con opción web, sino con programa de escritorio para PC
  • Permite crear grupos manteniendo en privado los números de teléfono
  • Puedes dar tu alias y no tu número para que te escriban por ahí
  • Tiene la opción de suscribirse a canales de intereses diversos
  • Cuenta con un grado de personalización mucho más avanzado que Whatsapp
  • Permite crear carpetas para familia, trabajo, etc.
  • Hay muchos bots para automatizar todo tipo de tareas
  • Tiene opción de videollamada y de grabaciones de audio
  • Guarda los contenidos multimedia aunque los borres a nivel local y los borren los demás contactos, sin que caduque el contenido

¿Entonces, qué otras opciones hay?

No todo se reduce a Whatsapp, ni tampoco a Telegram. Hay más apps de mensajería que realmente sí son mucho más seguras.

El problema es que necesitaremos que nuestros amigos, familiares y compañeros de trabajo o de clase salten para que podamos chatear con alguien.

Alternativas a WhatsApp

Alternativas a WhatsApp

Resiliente Digital

Signal, la ganadora en seguridad

Signal es seguramente la alternativa más conocida, colocada en tercer lugar en cuanto a popularidad y seguramente en el primero por su grado de seguridad.

Es gratis, tiene muy buena encriptación, y además está creada por una organización sin ánimo de lucro, Signal Foundation. Fue ideada por el el criptógrafo y activista de privacidad Moxie Marlinspike.

El Protocolo de señal es de código abierto, ha sido auditado profesionalmente para detectar vulnerabilidades de seguridad y es ampliamente admirado por su fuerza criptográfica.

Hay que destacar que casi no guardan metadatos relacionados con el uso de la aplicación. Solo «la fecha y la hora en que un usuario se registró en Signal y la última fecha de la conectividad de un usuario al servicio de Signal«.

Es más, Signal admite mensajes que desaparecen, chats de voz grupales y desde hace poco también permite los chats de video grupales de hasta ocho usuarios.

Keybase, la alternativa a Whatsapp de Zoom

Keybase es una app de mensajería de código abierto y completamente gratuita, que cifra todos los textos de un extremo a otro.

No compite en todo con Whatsapp o Telegram, porque no se admiten llamadas de voz y video, pero sí tiene de momento chat grupal y también permite la creación de canales.

La aplicación también ofrece mensajes que se autodestruyen, bots para automatizar tareas, carteras Bitcoin y otras opciones. Además, otro punto a favor es que permite un uso de 250 GB de almacenamiento gratuito por usuario.

Con todo, la privacidad no está a salvo del todo y algunos cuestionan la seguridad de esta app de mensajería. Los mensajes se almacenan en servidores centralizados (con sede en Estados Unidos), que registran una ingente cantidad de datos personales. Por ejemplo, tu ID de usuario, la dirección IP, la actividad de red y más.

No solo la información se almacena encriptada, sino que gran parte de ella se agrega (en forma de hash) a una cadena de bloques pública.

Podría decirse que aún más preocupante es que Keybase ahora es propiedad de Zoom, una empresa ampliamente criticada por sus muchos fallos de privacidad y seguridad, y que puede estar sujeta a la presión del gobierno chino.

A algunos también les preocupa el hecho de que sea gratuita, puesto que hace pensar en qué modelo de negocio tiene Zoom con ella, y los posibles intereses ocultos que podría tener.

Conclusión

Vivimos en un mundo global y totalmente interconectado, lleno de posibilidades. ¿Cómo es que seguimos reduciendo nuestras opciones a unas pocas plataformas digitales?

Salgamos de los nuevos monopolios online, el GAFAT por ejemplo, que incluye el imperio de Zuckerberg dentro del que se encuentra Whatsapp.

No se trata de que dejes de usarlo, ni que abandones todos los grupos, pero sé consciente de qué compartes y de si estás diversificando tu riesgo o lo estás centralizando.

Podemos decir que en resumen la mejor alternativa a Whatsapp es Signal, la más segura y la que parece tener menos intereses ocultos.

Recuerda: hay varias formas de proteger tu privacidad ante el aumento de la vigilancia tecnológica.

Déjanos tu comentario:

comentarios

Marketing Automation