Beyond Meat e Impossible Foods: la carne de laboratorio llega a nuestra mesa

Vivimos en un mundo donde acecha el problema del cambio climático mientras la población aumenta cada vez más su consumo de carne, y tiene poco tiempo para cocinar. Por ello, empresas futuristas capaces de crear carne sin vacas se presentan como una solución ecológica, atractiva y eficiente.

Ahora bien, ¿qué precio se pagará en salud y hasta qué punto es comestible lo que servirán las mesas del mañana?

Beyond Meat e Imposssible Foods son dos de las compañías de sustitutos de carne más grandes del mundo basadas en productos vegetales. Si bien comparten su motivación de encontrar una nueva forma de comer carne, difieren en muchos aspectos.

Impossible Foods no cotiza en Bolsa, pero sigue siendo un competidor destacado para Beyond Meat. Aunque ambas venden alternativas de carne, son compañías muy diferentes. Aquí hay tres diferencias de peso a tener en cuenta.

Beyond Meat e Impossible Foods: la carne de laboratorio llega a nuestra mesa

Beyond Meat e Impossible Foods: la carne de laboratorio llega a nuestra mesa

¿Sabor o salud?

Sobre gustos no hay nada escrito, pero si probases las dos hamburguesas y te decantases por la hamburguesa imposible (o sea, de Impossible Foods), habría motivos científicos para comprenderlo. Contiene una molécula llamada ‘hemo’, que se encuentra naturalmente en los alimentos y esencialmente le dice a nuestros cerebros que estamos comiendo carne.

Hasta aquí todo bien. El problema es que para obtener suficiente cantidad, Impossible Foods diseña genéticamente el hemo insertando ADN de soja en levadura modificada. Eso suena muy futurista, y el Dr. Michael Eisen, asesor científico de Impossible Foods, presenta un argumento sólido para comer alimentos transgénicos sin miedo. Sin embargo, los alimentos transgénicos son vistos negativamente por un segmento de la población.

En una aparición como invitado en el podcast Eat for the Planet, el CEO de Beyond Meat, Ethan Brown, dijo: ‘Tomamos una decisión muy consciente de no utilizar el proceso de modificación genética de plantas para producir hemo’. Es parte de la misión de la compañía crear confianza en el consumidor eliminando ingredientes con percepciones negativas.

Los productos de Beyond Meat no contienen ingredientes genéticamente modificados. Por el contrario, Impossible Foods los persigue activamente para hacer que su carne falsa sea más ‘carnosa’. Por lo tanto, Beyond Meat podría atraer más al consumidor consciente de la salud. Pero su aversión a los OGM también podría dejar sus productos detrás de Impossible Foods en las pruebas de sabor.

Resiliente Digital

Cada restaurante juega sus cartas

Más allá de la carne y los alimentos imposibles, cada una de estas dos empresas cuenta con un equipo de expertos, incluyendo científicos, que trabajan en sus respectivos departamentos de I+D. Estos equipos profundizan en la bioquímica de la carne y buscan formas de hacer que sus productos imiten al máximo los productos cárnicos reales.

En una entrevista en la web The Spoon, el CEO de Impossible Foods, Pat Brown, dijo: ‘El próximo producto categóricamente nuevo que lanzaremos seguramente será como un bistec’.

¿Por qué? Según explicaba, su compañía es pequeña, con recursos y escala limitados. Por lo tanto, prefiere resolver el problema con la mayor ventaja, a pesar de que es un hueso duro de roer.

Al CEO de Beyond Meat también le encantaría lanzar un bistec, pero su prioridad es obtener el precio por debajo del habitual de la carne, y eso se logra con la escala. Lo más lógico es escalar con los productos que más se consumen: carne de res, cerdo y aves de corral.

Es probable que el pollo sea una gran área de enfoque en el futuro. Dos científicos de la Universidad de Missouri desarrollaron un proceso para producir pollo a base de plantas con textura realista, y Beyond Meat ayudó a comercializarlo.

Con todo, el producto fue retirado el año pasado cuando Beyond Burger despegó, y el equipo regresó a la mesa de diseño para mejorar la receta.

Como empresa privada, Impossible Foods puede asumir el riesgo de producir un sustituto del filete, cuya textura sea difícil de replicar. Pero Beyond Meat necesita centrarse en la innovación más alcanzable en este momento. Ya tiene una década de experiencia con un sustituto de pollo, y realizó nuevas pruebas con Yum! Brands’ KFC en el último año. Esto tiene más sentido para Beyond Meat, y no sorprendería verle pronto relanzar Beyond Chicken de alguna forma.

El tamaño sí importa

En enero, Impossible Foods le dijo a Reuters que no podía aliarse con McDonald’s porque no era capaz de satisfacer la demanda potencial. No sabemos cuánto puede producir la compañía, ni cuánto querría McDonald’s. Y tampoco sabemos realmente de lo que es capaz Beyond Meat. Pero sí sabemos que Beyond Meat sigue buscando la cadena de restaurantes más grande del mundo, lo que sugiere que tiene la escala necesaria.

Las acciones de Beyond Meat cayeron recientemente después de que expiró su juicio con McDonald’s en Canadá. Algunos creen que señala el final, pero puede haber una explicación más simple: una pandemia global no es un buen momento para lanzar nuevos elementos de menú. De hecho, McDonald’s recortó elementos de menú regulares durante el coronavirus para reducir la complejidad operativa.

Es posible que McDonald’s lance una hamburguesa basada en plantas cuando su negocio se normalice. Cuando eso suceda, Beyond Meat podría seguir siendo el mejor candidato para asociarse, debido a la gran infraestructura que ya tiene, lo que le convierte en un buen stock de crecimiento para tener en cuenta.

7 problemas que amenazan a todas las empresas

Conclusión

Se están dando avances importantes en cocina inteligente, que abren paso al acceso masivo de consumo a la carne futurista, más ecológica y asequible. La cuestión es diferenciar si te dan gato por liebre, en función del proceso para llegar hasta ese resultado, y no todo lo que aparezca en el mercado se debe meter en el mismo saco.

Déjanos tu comentario:

comentarios

Marketing Automation