Optimus Ride lanza el primer servicio de transporte autónomo en el mundo

Desde El Coche Fantástico, hasta películas como Minority Report o Desafío Total, hace tiempo que soñamos con vehículos autónomos, y podemos decir que hoy son una realidad. 

¿Pero hasta qué punto la realidad actual se parece a la de Michael Knight?

Algunos se muestran reacios, pero mientras tanto la industria sigue avanzando. Ahora llegan los servicios de transporte autónomo para varios pasajeros, con Optimus Ride, empresa que tiene raíces en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), liderando la iniciativa. 

Es la ocasión perfecta para que muchos que no han podido probar la experiencia, se suban a un vehículo de este tipo y lo vivan en primera persona.

Optimus Ride, ¿en qué consiste su nuevo servicio de coches autónomos?

Seis vehículos autónomos y eléctricos, operados por Optimus Ride, ofrecen trayectos gratis dentro del Brooklyn Navy Yard a partir de este mes de agosto. También hay otra iniciativa similar de la compañía tecnológica en Paradise Valley Estates. 

 

Ryan Chin, co-fundador y CEO de la compañía, ha explicado que éste es uno de los primeros programas públicos y accesibles en el mundo, que permiten que cualquiera pueda probar un coche autónomo. Su objetivo es ofrecer esa movilidad y mejor acceso para las personas.

“El sistema de conducción autónoma de Optimus Ride proporcionará un transporte eficiente para los miles de viajeros que trabajan en Yard”. Así lo ha señalado estos días David Ehrenberg, presidente y CEO de la Corporación de Desarrollo de Brooklyn Navy Yard.

Los coches autónomos de Optimus Ride, equipados con sensores y cámaras, pueden detectar el entorno y adaptar la conducción a ello. Se puede cambiar a conducción manual en cualquier momento si un conductor decide tomar el volante. 

De hecho, estos trayectos de Optimus Ride contarán siempre con un operador de software que estará todo el tiempo. Su función es educar a los pasajeros y atender si es necesario.

Se trata de un parque industrial y una comunidad privada. De momento la trayectoria será limitada a estas zonas, y no estará en las calles de la ciudad de New York. Un entorno controlado y pequeño es la mejor forma de probar esta nueva tecnología, minimizando el riesgo y pudiendo ver sus beneficios. 

Resiliente Digital

Entre detractores y defensores de los coches autónomos

Las muertes por accidente que ha habido hasta ahora con vehículos autónomos han levantado mucha polémica y desconfianza. 

Una persona falleció por un coche autónomo de Uber, y cuatro más han muerto hasta el momento en coches de Tesla mientras estaban en piloto automático. 

Si bien todo cambio genera resistencias al principio, ante las muertes producidas por los vehículos autónomos, habrá que mantener prudencia y escepticismo al respecto.

Los defensores señalan que siempre es responsabilidad del conductor estar pendiente del vehículo, y que no se puede confundir piloto automático con no hacer nada. 

De hecho, para los más fans de Tesla y demás, el futuro con coches autónomos es prometedor: con menos accidentes, reducción de atascos y de emisiones contaminantes, ahorro de tiempo, mejor accesibilidad para personas con movilidad reducida, etc.

¿Qué es exactamente un coche autónomo?

Una de las confusiones más generalizadas es sobre lo que hacen y no hacen los coches autónomos. La palabra genera confusión, porque puede parecer que es totalmente prescindible un humano al volante. 

5 niveles del coche autónomo

5 niveles del coche autónomo

La clave es diferenciar distintos niveles:

  • Nivel 1 – el coche puede mantener una velocidad constante (modo crucero) o incluso podría frenar si nota un obstáculo.
  • Nivel 2 – el vehículo mantiene la velocidad y la distancia con el vehículo que le precede, puede detenerse y reanudar la marcha en función de las circunstancias del tráfico y además el coche gira y traza las curvas para mantenerse dentro de su carril (es el caso del auto-pilot de Tesla).
  • Nivel 3 – el coche conduce solo: respeta peatones, señales, etc. Sin embargo, el conductor tiene que estar pendiente, ya que el coche podría pedirle ayuda si no encontrara soluciones.
  • Nivel 4 – el coche es plenamente autónomo, y puede ejecutar todas las funciones necesarias para la conducción. Sin embargo, aún hay la opción de que el piloto tome el control del volante y cambie a modo manual.
  • Nivel 5 – este vehículo de ciencia ficción por el momento, aparte de conducir totalmente por su cuenta sin pedales ni volante, puede adaptarse a cualquier situación metereológica, incluso puede repostar solo.

Visto desde la perspectiva de estos niveles, se evidencia que todavía estamos muy lejos de un coche realmente autónomo como los que soñaba nuestra ciencia ficción. 

Por lo tanto, habrá que reducir las expectativas de momento sobre, y aumentar la atención al volante, tanto si se maneja como si no.

7 problemas que amenazan a todas las empresas

¿Conclusión?

Unos ven la utopía y otros la distopía, pero sea como sea el futuro, mientras tanto el desarrollo tecnológico sigue su curso, y se seguirá avanzando. Iniciativas como la de Optimus Ride son un paso adelante en la línea de aumentar la tendencia de uso de los vehículos autónomos, con más accesibilidad y sostenibilidad.

Déjanos tu comentario:

comentarios

Marketing Automation