Primeros despidos por la Inteligencia Artificial

Entre los futuros distópicos que más se especula sin duda se encuentra un futuro en que las máquinas tomen decisiones que afecten a los seres humanos. En la empresa rusa Xsolla esto ya es una realidad, porque Shurick Agapitov, su CEO, implementó un programa de inteligencia artificial para despedir a 150 personas de la empresa.

Los trabajadores cesados se marcharon con una compensación: una carta de recomendación de la empresa, y con la promesa de que Xsolla les iba a ayudar a encontrar un nuevo empleo en otra parte.

¿Por qué tanto revuelo por unos cuantos despidos?

Lo que ha levantado una gran controversia ha sido un email del CEO, en la que trataba de explicar el motivo de esos despidos, por razones de bajo rendimiento. Al parecer, todo se ha basado en una cierta forma de espionaje de los trabajadores usando inteligencia artificial.

La IA ha podido medir según una serie de criterios, la falta de desempeño de los empleados que han sido seleccionados de manera automatizada para salir de la compañía.

La polémica no termina aquí, ya que el CEO admite abiertamente que planea despedir a más empleados en los próximos 6 meses.

Es más, sus formas también dejan mucho que desear. Agapitov provocó una mayor controversia hace unos días con un Tweet que se traduce aproximadamente como

«Trabaja tu puto culo o saca tu puto culo».

Resiliente Digital

¿Qué es Xsolla y por qué es noticia?

Xsolla es una empresa de pagos que se presenta específicamente a los desarrolladores de juegos y se utiliza en plataformas como Valve y Epic Game Store, así como en grandes clientes de juegos como Magic: The Gathering Arena.

Entonces, ¿cómo pasó su CEO de una oscura figura empresarial a un auténtico villano digno de Marvel?

Todo saltó a la luz el 3 de agosto, a partir de un extraño email que envió Agapitov. Según una traducción de the Game World Observer, su «equipo de big data» había analizado su actividad remota en chats, documentos y otro software, y determinó que «no siempre estaban presentes«.

El correo electrónico explotó en las redes sociales debido al tono extraño y al hecho de que los despidos se basaron en espiar a los empleados. Es más, el espionaje se realizó con inteligencia artificial, por tanto eran las máquinas quienes decidían despedir a las personas.

Es verdad que en muchas empresas lo tienen fácil para controlar al 100% a sus empleados. Solo hace falta analizar las iniciales de la famosa app de productividad Slack, que se usa en muchas empresas. Slack significa «registro de búsqueda de todas las conversaciones y conocimientos«, pero obviamente la mayoría de las empresas no abusan de esta capacidad.

El 4 de agosto, Game World Observer informó que Agapitov celebró una conferencia de prensa en su página de Facebook para hacer un seguimiento de las consecuencias. Allí, según los informes, dijo que los recortes se debieron a la desaceleración del crecimiento de la empresa y la necesidad de recortar la nómina en un 10%. Para ello, se dirigió a los empleados con las «métricas de rendimiento más bajas«.

Agapitov también se ha posicionado de manera indirecta en su propia cuenta de Facebook, donde compartió días más tarde una publicación de otro, elogiando su decisión de despedir a sus trabajadores supuestamente perezosos:

«Un amigo mío de una gran corporación dice que, según sus sentimientos, solo la mitad de ellos está trabajando; el resto está tomando café y acostado en sillones de masaje, a veces distrayéndose en el trabajo».

Conclusión

No es fácil ser el culpable de despedir trabajadores, así que para las empresas poder culpar a una máquina es muy tentador. Con todo, los trabajadores de Xsolla tienen claro a quién responsabilizar de lo que ha sucedido: Agapitov.

No es el primer caso ni mucho menos en que las máquinas toman el control de Recursos Humanos de las empresas. Solo hace falta ver este vídeo para encontrar otros ejemplos de una situación que no deja de crecer.

El uso de software de seguimiento basado en inteligencia artificial plantea una serie de preocupaciones éticas y sobre los derechos fundamentales que las empresas e instituciones deberían abordar cuanto antes.

Déjanos tu comentario:

comentarios

Marketing Automation