Qué es Starlink y cómo funcionará

Elon Musk probablemente pasará a la Historia como uno de los grandes hombres del siglo, porque sus empresas siempre tienen un impacto trascendental.

Coches que no dependen del monopolio del petróleo, una empresa que viajará a Marte en pocos años… Pero aparte de TESLA, SpaceX o PayPal este magnate ahora está revolucionando el futuro con su nuevo proyecto Starlink.

¿Cuál es la causa perdida por la que se mueve en este ambicioso proyecto? Conseguir que Internet realmente sea accesible para todos los seres humanos.

 

Internet, ¿libre y para todos?

La teoría es que Internet es gratis, y que todos podemos participar de esta gran red de información mundial que no es propiedad de nadie.

La práctica es algo distinta, porque se depende del hardware y el software que hagan posible el uso, así como la infraestructura de telecomunicaciones para poder navegar.

En estos momentos solo el 50% de la población mundial tiene acceso a Internet, esto deja a la otra mitad de seres humanos totalmente fuera de las ventajas de información y comunicación que nosotros tenemos.

En la práctica, el hecho de haber saltado a los móviles ha permitido que muchas familias de bajos ingresos o personas incluso sin domicilio puedan a día de hoy tener su propio ordenador personal en el bolsillo: un smartphone.

Internet está más cerca de todos que hace 10 años, y mucho más que hace varias décadas cuando solo los más adinerados podían permitirse un ordenador, módem y conexión.

Con todo, aún hay mucho camino por recorrer en cuanto a facilitar que cualquier persona pueda emitir y recibir información desde cualquier lugar del mundo. Es más, ciertas restricciones gubernamentales impiden en algunos países este uso libre y también nos vemos limitados por políticas empresariales que dificultan la velocidad de navegación o incluso el acceso a ciertas opciones.

Resiliente Digital

¿Cómo funcionará StarLink?

Actualmente el acceso a Internet desde el espacio mediante satélites geoestacionarios está limitado a usos de grandes empresas y gobiernos que necesitan una gran precisión. El mercado masivo no tiene acceso a esto.

Los satélites Starlink estarán 65 veces más cerca de la Tierra que los satélites geoestacionarios, y también podrían ofrecer velocidades de 10 Gbps, que es más rápido que la velocidad de Internet mediante fibra óptica.

Qué es Starlink y cómo funcionará

Qué es Starlink y cómo funcionará

El compromiso de Elon Musk con Starlink es el lanzamiento constante de hasta 12.000 satélites de SpaceX, con el objetivo de dar acceso rápido a Internet a todas las personas del Planeta.

Para transmitir la conectividad a la superficie, también será necesaria una red masiva de estaciones terrestres.

El proyecto todavía está lejos de haberse logrado, pero la idea de Musk es ir avanzando en fases. El objetivo final es tener unos 8.000 satélites orbitando a 500 km de la Tierra, y contar con los otros 4.000 satélites orbitando más lejos, a unos 1.200 kilómetros del Planeta.

Actualmente ya hay una prueba beta que se ha puesto en marcha y en la que participan más de diez mil personas desde Estados Unidos, Canadá y Reino Unido.

Al parecer la prueba se llama “Better Than Nothing Beta”, según varias capturas de pantalla del correo electrónico visto por CNBC. Según esta fuente, el servicio Starlink inicial tiene un precio de $ 99 al mes, más un coste inicial de $ 499 para solicitar el kit Starlink.

De momento, estos son los datos recopilados en cuanto a los resultados que ofrece Starlink:

  • Los usuarios están logrando velocidades de Internet decentes, con velocidades de descarga de 100 Mbps (megabits por segundo) y velocidades de carga de 20 Mbps.
  • La latencia es igual o inferior a 31 milisegundos, según el 95% de las mediciones.

En resumen, de momento parece que los resultados obtenidos son muy decentes, especialmente tratándose de un proyecto en plena experimentación. Evidentemente aún distan mucho del objetivo de altísima velocidad al que aspira Musk con este proyecto de Internet Espacial Starlink.

Aunque la construcción de Starlink podría costar más de 10 mil millones de dólares, hay evidencias de que SpaceX espera que Starlink pueda ganar 30 mil millones de dólares cada año para 2025.

Por lo tanto, el éxito de Starlink podría ser fundamental para los planes de Elon Musk de ir a Marte en la próxima década.

Vale la pena ver la serie Marte si te interesa profundizar en los objetivos de esta futura expedición, y las implicaciones para la Humanidad de este proyecto.

Starlink no es la única: el Internet espacial es el futuro

El mundo de la banda ancha por satélite se está acelerando cada vez más, y el «Internet espacial» de alta velocidad parece cada vez más el futuro que se avecina.

Cada vez están apareciendo más servicios de banda ancha satelital de extraordinaria velocidad, aunque muy costosos y bloqueados regionalmente.

OneWeb, financiado por SoftBank, es actualmente el competidor más cercano a Starlink. Cuenta con el apoyo de Intelsat, Virgin Qualcomm y Hughes Networks Systems, y tienen la intención de lanzar 640 satélites en 21 lanzamientos para crear banda ancha global en 2022, para acabar por construir una red de 7.000 satélites.

Jeff Bezzos también se ha sumado al carro del Internet espacial y su versión particular de StarLink se llama ‘Proyecto Kuiper‘. El proyecto de Amazon, que lleva el nombre de un gran cinturón de asteroides, tiene como objetivo establecer 3236 satélites en el espacio. Sus objetivos son los mismos que Starlink: conectividad de banda ancha de alta velocidad y baja latencia.

Amenazas para el futuro

No es oro todo lo que reluce, sobre todo cuando hablamos de avances tecnológicos. Por ello, Starlink se presenta como una gran oportunidad porque su enfoque es mejorar la vida de las personas. Con todo, no podemos dejar de tener en cuenta los riesgos que supone este avance.

A: No. As we have stated before, the service is designed for direct fixed connections to homes or businesses. It is not the same as mobile 5G technology.

 

Es posible que en unos años las constelaciones de Internet superen eventualmente en número a las estrellas visibles en el cielo. Además, la luz enviada desde los satélites podría impedir que los astrónomos viesen luz desde el espacio.

Esto podría dificultar las investigaciones astronómicas, siendo un retroceso importante para la Ciencia y el avance de la Humanidad.

Consciente de estos riesgos y con el fin de intentar avanzar sin crear daños colaterales, Musk ha afirmado que está resolviendo el problema tomando medidas para reducir el brillo del satélite cambiando los ángulos de los paneles solares en las naves.

Hoy por hoy no hay una ley para limpiar basura espacial, ¿pero podría decirse que estamos empezando a contaminar más allá de nuestro Planeta? Actualmente, se estima que hay más de 200.000 objetos en el Espacio, según la Red de Vigilancia Espacial de Estados Unidos.

De hecho, en octubre de 2020 parte de un cohete chino descartado y un satélite soviético fuera de servicio estuvieron cerca de un choque que habría sido una auténtica catástrofe, pues pasaron uno a 25 metros de distancia del otro.

Conclusión

Starlink es una esperanza para el futuro de Internet, la oportunidad de que ‘volemos’ a altas velocidades como nunca imaginamos, y que además todo el Planeta pueda navegar con más facilidad.

Sin embargo, no hay que olvidar que no es la única que lo está haciendo, y que además de ser algo ventajoso conlleva algunos inconvenientes. Será esencial regular este tipo de iniciativas, siempre en pro de poder trabajar de manera más efectiva, segura, integrada con otros objetivos y progresos, y garantizando en todo momento los derechos fundamentales.

Déjanos tu comentario:

comentarios

Marketing Automation