¿Qué es y qué no es un proyecto?

Una de las palabras que más se escuchan en la academia y en el sector laboral externo es “proyecto”. Tengo el gusto de poder laborar en los dos contextos y con gran sorpresa he podido evidenciar que esta palabra se utiliza muchas veces de manera descontextualizada y ligera en los dos escenarios anteriormente mencionados.

En la academia se denomina en muchas ocasiones “proyecto” a un desarrollo que involucre algunas competencias que estudia un alumno y que genera un resultado tangible al final de este proceso. Esto es muy preocupante por que se le está enseñando a los estudiantes que cualquier desarrollo que involucre algunas competencias profesionales con un resultado palpable es nombrado “proyecto” y esto desde todo punto de vista es incorrecto.

Antes que nada, un proyecto tiene unas características claras que se deben saber y conocer si queremos utilizar esta denominación:

Un proyecto de cualquier tipo maneja una metodología clara y definida.

Esto es fundamental porque permite saber cuales son los pasos y orden que tendrá. Metodologías hay muchas, se debe seleccionar una de acuerdo con las competencias y habilidades de los participantes involucrados.

En este momento están en auge las metodologías centradas en el usuario como design thinking, pero hay muchas más que se pueden utilizar dependiendo el contexto y tipo de proyecto que se vayan a desarrollar.

Resiliente Digital

Al tener una metodología clara, el proyecto se dividirá en fases.

Esas fases tienen unas características específicas:

  • poseen un objetivo claro
  • tienen un tiempo determinado para ser desarrollados
  • poseen unos recursos limitados y proporcionales al tiempo que se le asigne y finalmente
  • cada fase debe tener un resultado tangible que se pueda evaluar o comprobar.

 

El cronograma es una herramienta indispensable que debe estar presente dentro de un proyecto.

Delimita las fases, los tiempos y las entregas de los mismos. Un buen cronograma ayudará a prever eventualidades y a entregar resultados en los tiempos acordados, lo cual generará a su vez un fácil seguimiento de el mismo por parte de las personas involucradas.

Recomendaciones de lectura relacionadas con el artículo

7 problemas que amenazan a todas las empresas
Gestión práctica de proyectos con Scrum: Desarrollo de software ágil para el Scrum Master: Volume 1 (Aprender a ser mejor gestor de proyectos)
  • Antonio Martel
  • Editor: CreateSpace Independent Publishing Platform
  • Edición no. 3 (05/15/2014)
  • Tapa blanda: 116 páginas
Rebajas
Gestión visual de proyectos: Las 12 claves para motivar equipos y conseguir proyectos ganadores
  • Jordi Teixidó Escobar
  • Editor: Profit Editorial
  • Edición no. 1 (10/31/2017)
  • Tapa blanda: 136 páginas
El Juego de Tronos de los Proyectos: 15 Lecciones magistrales sobre Liderazgo y Direccion de Proyectos exitosa
  • Julian Gomez
  • Editor: CreateSpace Independent Publishing Platform
  • Tapa blanda: 340 páginas

Los resultados son esenciales

Los resultados son esenciales en cualquier tipo de proyecto ya sea arquitectónico, investigativo, emprendimiento, gráfico, etc. Evidencian qué tan bien o mal se han desarrollado las fases anteriores.

Es fundamental denominar de forma apropiada los resultados para cada tipo de proyecto. Por ejemplo el resultado de un proyecto de diseño gráfico no pueden ser piezas gráficas, las piezas gráficas son un conjunto de productos visuales que se adaptan a las necesidades de un usuario determinado, son parte de un saber técnico, “el saber hacer”, mas no de un desarrollo proyectual.

Por lo contrario, las propuestas de comunicación visual son mucho más complejas. Son parte de un saber profesional y reúnen muchas de las competencias adquiridas en una carrera de dicha denominación. A su vez, todas las propuestas de comunicación visual tienen un concepto claro y transversal; hacen parte de un proyecto sistémico que posee línea y unidad gráfica, lo cual permite generar a su vez un reconocimiento visual conjunto y finalmente son el resultado de un análisis de usuarios en un contexto especifico que permite mejorar la experiencia de estos en su interacción.

Estas son las características básicas de un proyecto; dependiendo el tipo de proyecto se pueden agregar algunos elementos mas como: presupuesto, etc. pero si no cumple con estas cuatro variables básicas no lo es.

Es fundamental que denominemos de forma correcta las cosas y no contribuyamos a la degradación de las palabras y lo que representan. Al generar una mala denominación desde la academia contribuimos a que en el sector externo productivo le digan a cualquier desarrollo que tenga un resultado “proyecto”.  Esta es una de las consecuencia de la situación anteriormente analizada.

Para finalizar me gustaría dar la definición de lo que para mí es un proyecto:

“Es el proceso sistémico que permite desarrollar cualquier tipo de idea de forma ordenada y metódica entregando un resultado tangible al final de este.”

Jorge Huertas

Jorge Huertas

Jorge Huertas

Diseñador industrial con maestría en diseño de Swinburne University of Technology (Melbourne – Australia) con énfasis en metodología design thinking, con más de 10 años de experiencia.

Ha trabajado con varias compañías en todo el mundo: Miami,Melbourne y Bogotá, con diferentes marcas en estos países en desarrollo de producto, asesoría visual y creación de nuevos departamentos de investigación y desarrollo para estas empresas.

 

Déjanos tu comentario:

comentarios

Marketing Automation
2019-01-06T09:45:54+02:00

About the Author:

Este artículo fue escrito por uno de nuestros invitados especiales. Si quieres publicar en Resiliente Digital como invitado especial (guest blogging), contáctanos en info@resilientedigital.com

¿Qué es y qué no es un proyecto?

por resiliente tiempo de lectura: 4 min
0
Este Web utiliza cookies. Aceptar